18 situaciones que sólo entienden quienes no soportan a la gente

Amar la soledad, o mejor dicho, amar la compañía de uno mismo es uno de los síntomas más comunes de las personas que odian a los demás. Aunque suene un poco cruel, no tiene nada malo, ¡cualquiera puede preferir la soledad que estar con un puñado de personas que lo único que harán será estorbar! Si eres uno de esos, entonces probablemente comprendas las situaciones que ahora mismo compartiremos contigo.

Anuncios

Anuncios

No todos somos amantes de la sociedad, las fiestas ni las reuniones de cortesía, existen muchísimas personas en el mundo que prefieren mil veces permanecer en soledad disfrutando de ella, en vez de salir y “disfrutar” de la vida como otras. Aunque nuestras normas culturales dicen que deberías siempre estar en contacto que muchas personas haciendo vida social, otros le tienen terror al cúmulo de gente.

Tal vez tú seas uno de esos individuos que se resisten a conocer más personas y convivir socialmente, si es así, entonces probablemente entiendas las siguientes situaciones acerca de la vida cotidiana compartidas por Thought Catalog, te las dejamos a continuación:

1. Estás cómodo en algún lugar público, cuando de repente una persona se sienta a tu lado, ¡ojalá que no diga ni una sola palabra! Piensas.

2. Sin darte cuenta, empieza a hablar. Lo primero que piensas es, “diablos”.

3. “Este día ha sido pésimo”, dice la persona intrusa de tu paz interior, mientras tú por dentro de retuerces del fastidio.

4. En ese momento inicia una lucha interna sobre… ¿cómo carajos escapo de esta estúpida charla que no me interesa?

5. Además, tu desgano es tan obvio que hasta tus conocidos probablemente te han alagado por ser tan apático socialmente.

6. Y no sólo sentado en lugares públicos, cualquier lugar que te obligue a compartir áreas con desconocidos son repentinamente una tortura.

7. Esa gente que siempre tiene que hacer algún pequeño comentario al día sin que a ti te interese… eso es lo que más odias.

8. Sobre todo cuando alguien te habla mientras escuchas música con tus audífonos. Piensas, ¿qué carajos no ve que tengo audífonos puestos y no quiero hablar con nadie?

9. Eres profesional en aquello de las indirectas.

10. Cuando la salida obligatoria del fin de semana se cancela por algún motivo, entonces tu fiesta interior inicia, nada mejor como suspirar por no tener que salir de casa.

11. Tú, tú, y tú, las demás personas son un estorbo.

12. Si una persona desea llamarte por teléfono celular para cualquier tontería, te molestas rápidamente pensando, ¿para qué carajos se hicieron los mensajes de texto y el WhatsApp?

Captura-de-pantalla-2015-03-04-a-las-16.35.48

13. Te encanta cuando hay una nevada, porque bloquea la visibilidad de tus ventanas impidiendo el contacto con las demás personas.

14. Que alguien con bebés se sienta a tu lado, eso sí que es la peor tortura del día.

15. Además, te encantaría que se promulgara una ley que prohibiera la entrada a niños en restaurantes. Definitivamente odias a los infantes.

16. Pase lo que pase, aunque te pongan a escoger, siempre preferirás estar solo a estar con gente.

17. A toda costa evitas posarte al lado de alguien en lugares públicos, y aunque sea totalmente necesario, las ganas de morirte empiezan a nacer.

18. A quienes consideras amigos, es porque también tienen la peculiar característica de odiar a todo el mundo. Cuando se reúnen, sólo se la pasan criticando y hablando mal de los demás, y curiosamente te encanta.