5 hábitos que debes abandonar si no deseas estar postrado en la vejez

Aunque la salud que tengamos dentro de unos cuantos años va a depender de muchos elementos, como por ejemplo la genética, hay cosas que podemos hacer en el presente para reducir las posibilidades de tener graves enfermedades en la vejez, evitando que tengamos que acabar nuestros días postrados en un sillón.

Anuncios

la-foto4

Anuncios

Con este propósito, una fundación de Canadá llamada Heart&Stroke está impulsando un movimiento para intentar que las personas cambien sus malos hábitos y consigan de esta manera llegar a la tercera edad en un excelente estado de salud, para que así puedan disfrutar plenamente de sus últimos años de vida.

“Si queremos tener buena salud en el futuro es indispensable que empecemos hoy mismo a cambiar ciertos hábitos, para así asegurarnos que en nuestra última década podamos hacer las cosas que más nos gustan o que siempre deseamos, como pasar el tiempo con los amigos y la familia o disfrutar de esas aficiones que durante nuestra vida laboral no tuvimos tiempo para cultivar”, nos comentan desde el sitio web de esta fundación.

“Sin duda, la clave de esto se encuentra en los elementos de riesgo que aumentan las posibilidades de contraer una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular y otras enfermedades similares. Cada uno de nosotros tenemos al menos uno de estos factores de riesgo. Algunos son parte de nuestra herencia genética y eso es algo que, al menos por el momento, ni nosotros ni la ciencia podemos cambiar. No obstante, hay otros elementos que pueden ser controlados tomando buenas decisiones todos los días, es decir, con unos mejores hábitos de vida, dejando atrás los vicios nocivos y adoptando una actitud saludable”, añaden desde Heart&Stroke.

Para que todos lo entendamos mejor, la fundación Heart&Stroke ha llevado a cabo un listado con los 5 peores hábitos que existen y cuántos años de vida saludable nos supondrían a cada uno de nosotros.

  1. Inactividad física: 4 años menos de vida saludable

Debemos hacer al menos tres horas de actividad física a la semana, moderada o intensa, eso ya depende de nuestra condición, en sesiones de más de 10 minutos. Esto no quiere decir que tengamos que apuntarnos a un gimnasio, ya que cualquier ejercicio que podamos hacer cotidianamente, como andar o bailar, va a tener un impacto muy positivo en nuestra salud cardiaca.

  1. Mala alimentación: 3 años menos de vida saludable

“Una dieta equilibrada, sana y nutritiva nos ayuda a controlar nuestro peso, la presión arterial, nuestro nivel de azúcar en sangre y el colesterol, por lo que aumenta sin duda nuestro bienestar general”, nos comentan desde la web de esta fundación canadiense. Por tanto, se recomienda que las mujeres de 19 a 50 años tomen unas 4 porciones de fruta y otras tantas de verdura al día, mientras que a los hombres se les aconsejan que coman 10 de ambas.

  1. Tensión excesiva: 3 años menos de vida saludable

Llevar un modo de vida demasiado estresante va a provocar que los niveles de colesterol en la sangre aumenten al mismo tiempo que se eleva la tensión arterial. Además, estar nervioso todo el tiempo hace que tratemos de contrarrestarlo comiendo, tomando o fumando, por lo que este estado de excitación nos va a impedir llevar una vida sana. Así que, en momentos de crisis, tenemos que relajarnos y no hacer ninguna excepción, ya que lo que importa es nuestra salud mental y física.

  1. Fumar: 2 años y medio menos de vida saludable

Los fumadores activos y pasivos (es decir, aquellos que se exponen al humo del cigarro aunque no fumen) presentan un mayor riesgo de problemas cardíacos y de enfermedades cardiovasculares. En este sentido, cuanto antes dejes de fumar mejor, ya que vamos a ayudar a nuestro cuerpo a que se recupere de sus nocivos efectos.

Desde Heart&Stroke señalan que “tras 10 años de dejar el tabaco nuestro riesgo de morir a causa de un cáncer de pulmón se reduce prácticamente a un 50%. Pasados 15 años libres de humos las posibilidades de morir por esta enfermedad son las mismas que alguien que no haya fumado nunca”.

  1. Consumo excesivo de alcohol: 2 años menos de vida saludable

Cuando se trata de bebidas alcohólicas la clave de todo está en la moderación. Los estudios demuestran que lo más aconsejable es que las mujeres no tomen más de dos vasos de cerveza o vino al día y los hombres no pasen de 3. La condición física, tamaño y peso van a ser determinantes para cada uno, pero estas cantidades nos pueden servir de referencia.