5 trastornos que se curan más fácilmente con una banana que con pastillas

Las bananas o plátanos contienen un gran aporte de fibra y hasta tres tipos de azúcares distintos. Éstos son algunos de los motivos por los cuales, cuando los comemos, notamos un incremento inmediato en nuestras reservas de energía y sentimos como nuestro cuerpo se llena de fuerza.

Anuncios

Anuncios

Las bananas son una fuente de energía natural, muy recomendable para recuperarnos después de haber hecho ejercicio. Pero más allá de sus virtudes nutricionales, se ha demostrado que son capaces de actuar mejor sobre ciertos problemas que los propios fármacos especialmente diseñados para atacar dichas enfermedades.

Flatulencias y estreñimiento

Las bananas poseen de manera natural un alto grado de pectina, un elemento que acelera nuestro proceso digestivo y actúa favoreciendo la expulsión de las toxinas y los metales pesados de nuestro organismo. Así mismo, posee un efecto probiótico que va a estimular nuestros intestinos.

Todos estos factores juntos hacen que el plátano sea un excelente remedio natural para reducir las flatulencias, ya que de por sí las frutas suaves son recomendadas para una buena digestión debido a su efecto contra el estreñimiento, actuando como un laxante natural en nuestro cuerpo.

Estrés

Posiblemente lo hayamos sufrido a lo largo de toda la historia, pero el estrés se ha diagnosticado recientemente y sin duda es la enfermedad por excelencia de nuestro tiempo, responsable en muchos casos de serios problemas para la salud.

Cuando estamos estresados nuestro metabolismo se acelera y el nivel de potasio de nuestro cuerpo cae bajo mínimos. Para restablecer el equilibrio de nuestro organismo lo mejor que podemos hacer es tomar una banana.

Esta fruta contiene altos índices de potasio que pueden normalizar el ritmo vascular, a la vez que regula la cantidad de agua necesaria en nuestro organismo y manda oxígeno al cerebro.

Presión Sanguínea

Sabemos que cuando nuestro cuerpo presenta elevados índices de sodio y bajos niveles de potasio el riesgo de que la presión arterial aumente es muy elevado. Como ya indicamos anteriormente, las bananas son ricas en potasio, por lo que se convierte en la fruta perfecta para las personas que son propensas a sufrir problemas de hipertensión.

Por ello, los especialistas en nutrición recomiendan comer un plátano todos los días en el desayuno o a media mañana. Gracias a ello ayudaremos a nuestro organismo a mantener la presión arterial a niveles aceptables.

Síndrome premenstrual

Numerosos estudios han demostrado que la vitamina B6 es altamente eficaz para combatir el síndrome premenstrual. Las bananas son, de hecho, ricas en esta vitamina, lo que nos va a ayudar a mantener unos niveles positivos de glucosa en la sangre.

Además, sirve para paliar otros síntomas de esta enfermedad, como son el dolor de abdomen y pecho, los constantes y bruscos cambios de humor o el exceso de agua que se acumula en nuestro cuerpo.

Depresión

Hay un ácido que está presente en algunos alimentos, como el plátano, de manera natural y que se llama ácido triptófano, encargado de estimular la secreción de la serotonina. Con sólo comer un plátano tendremos bastante para aumentar el índice de esta hormona en nuestro cuerpo, por lo que notaremos una agradable sensación de placer y tranquilidad.