Conoce la planta venenosa que podrías tener en tu casa u oficina

“Por favor lee esto con atención. Casi perdí a mi hija debido a que puso un trozo de hoja en su boca y su lengua se hinchó casi hasta asfixiarla. Esta planta es común en muchas casas y oficinas. Es mortalmente venenosa, al punto de poder matar un niño en 1 minuto y a un adulto en 15 minutos. Si la tocas nunca debes llevarte los dedos a los ojos, ya que podría ocasionar ceguera permanente. Advierte a tus amigos”.

Anuncios

Anuncios

Con este lamentable comentario comienzan una serie de mensajes compartidos y viralizados mediante correo electrónico y redes sociales para poner en alerta sobre lo que podría ser un hecho de nuestra cotidianidad como tener dentro de nuestros hogares u oficinas una planta de alta toxicidad. En efecto la “Dieffenbachia” -muy común en interiores- es venenosa, pero desde este punto a ser “mortal” es algo que nos debemos detener a meditar.

La Dieffenbachia, popularmente conocida como “Lotería” o “Galatea”, es una planta de origen tropical, específicamente originaria de las selvas vírgenes de América central y América del sur, de ahí el hecho de que nos encontremos familiarizados con su presencia.

Por sus características es una planta que podría estar en nuestro jardín, ya que por clima y su alta tolerancia a la sombra la hace común a espacios de interior.

En cuanto su toxicidad, la Dieffenbachia posee en las células de sus hojas y en su tallo unos cristales con un compuesto denominado oxalato de calcio, el cual en contacto con la mucosa o conjuntiva de los ojos podría causar efectos irritantes en la piel, esto tanto para seres humanos como para otros animales.

La ingestión de este compuesto, sin embargo, en casos muy aislados (teniendo en cuenta la cantidad) y extraños podría ocasionar efectos mortales.

Según la Organización panamericana de la salud (OPS) la ingestión o contacto con las hojas de Dieffenbachia y en efecto con los cristales de oxalato puede provocar ardor e inflamación en la boca y garganta, voz ronca o dolor ocular en el caso del contacto con la conjuntiva.

En casos más delicados puede derivar en diarrea, náuseas o vómitos y en daño a la córnea del ojo dependiendo de la cantidad ingerida de cristales; sus efectos mortales por este tipo de intoxicación es extremadamente excepcional.

En el caso de los (as) niños(as) es importante destacar que la inflamación de la boca y garganta pueden obstruir las vías respiratorias lo que sin una adecuada atención/tratamiento inmediato podría causar la muerte, lo que aún así sigue siendo extremadamente extraño.

De esta forma podemos aclarar que en ningún caso la información viralizada por las redes sociales sobre la toxicidad rápida y letal fuese algo real.

Lo más importante que debemos tener en consideración para evitar cualquier tipo de intoxicación es siempre la relación con los(as) niños(as) y mascotas que podamos tener en nuestro hogar, mantener la planta lejos de su alcance y procurar familiarizar a las personas con las que convive sobre este particular tema.

Si alguna persona sufrió una intoxicación con Dieffenbachia, se recomienda limpiar la boca con un paño húmedo y frío, enjuagar bien los ojos en el caso del contacto con la conjuntiva y dar a beber leche. Siempre es necesario enfatizar en acudir a cualquier centro de asistencia médica si los síntomas se intensifican, más aún en el caso de mascotas y niños (as).