Cuando estos cachorros cayeron en la guarida de una cobra todos pensaron que sería el fin. Pero sucedió algo increíble.

Anuncios

Anuncios

A menudo escuchamos decir que la gente se comporta como animales salvajes cuando observamos hostilidad, sin embargo en algunas ocasiones son los animales quienes nos podrían dar grandes lecciones de vida, de ternura y humanidad, que sorprenderían a cualquiera.

Hemos podido conocer muchos casos de cooperación y correspondencia que se dan en el reino animal, como cuando los animales van en ayuda de aquellos que no sólo son de su misma especie y les dan una mano aunque sean distintos. A pesar de saber esto, el hecho que se pudo observar en el estado de Punjab al noreste de la India, sobrepasa todo lo imaginado y las creencias que uno tiene sobre la naturaleza animal.

Lo que sucedió fue que dos pequeños cachorros de perro se cayeron por accidente en un foso, afortunadamente no salieron afectados por la caída, pero por la profundidad del hoyo les fue imposible salir a la superficie por su propia cuenta. Su madre al darse cuenta de lo sucedió, comenzó a ladrar agitadamente para llamar la atención de las personas de la localidad, para que la ayudaran, pero cuando la gente se fue asomando al foso lograron ver en el fondo algo que los inquieto y atemorizó muchísimo: lo cachorros no estaban solos en la fosa, se encontraban acompañados de una temible cobra real que habitaba en el fondo. Luego de un momento de mucho temor por la vida de los cachorros, se dieron cuenta para la sorpresa de todos, que la serpiente no les había hecho ningún daño y que además de eso los estaba protegiendo.

Desde arriba se podía ver a la cobra cuidando de los pequeños, alejándolos del lado de la fosa que tenía agua, en donde se podían ahogar sin remedio si se acercaban demasiado. Sacar a los perritos desde fondo fue una labor bastante difícil, por lo que demoraron dos días en rescatarlos de allí. Lo increíble fue que cuando los rescatistas bajaron a sacarlo la serpiente se arrastró hacia un lado y amablemente dejo que auxiliaran a los cachorros primero que a ella, que en ese momento estaban muy contentos por lo que sucedía. Luego de eso le tocó a la serpiente, que luego de sacarla del hoyo fue dejada en libertad en el bosque.

Finalmente fue un suceso que terminó muy bien para todos los animales ya que ninguno salió herido. Esta linda historia indica que incluso los animales más feroces tienen un corazón que se sensibiliza ante la desgracia ajena, teniendo como resultado un gesto de pura humanidad.