Déjá vu: ¿Qué son? Y ¿Por qué nos ocurren?

Una de las más particulares sensaciones que muchos de nosotros la hemos podido experimentar, la sensación de haber vivido previamente una situación nueva.

Anuncios

Anuncios

Como fenómeno, un ” déjá vu”  se denomina a la experiencia de sentir  que ya hemos sido testigo o experimentado previamente una situación nueva. El origen de esta palabra proviene de Francia  a principio del siglo XX  y se traduce como “ya visto”. Muchos y variados investigadores se han dedicado a estudiar este curioso fenómeno, relacionándolo en primer momento con lugares específicos.

Como tal, el déjà vu es una sensación que surge ocasionalmente. Se produce cuando hacemos, decimos o vemos algo que da la sensación de que ya lo hemos visto o hecho antes, pero que, en realidad, nunca ocurrió. Así, el déjà vu se presenta como una especie de “replay”, donde una persona tiene vivencias que está segura de que le han sucedido antes.

El nombre dado formalmente al déjà vu en el área científica es paramnesia, que se refiere a la reacción psicológica producto de una alteración de la memoria, a causa de la cual una persona cree que recuerda situaciones que nunca han ocurrido.

Científicamente hablando el déjà vu se produce porque el cerebro tiene varios tipos de memoria, como la memoria inmediata, que es capaz de  almacenar información como un número telefónico para luego olvidarlo con facilidad; la memoria a corto plazo, que está constituida por los sucesos que se perciben como pertenecientes al presente, y que dura unas pocas horas; y la memoria a largo plazo, en donde sucesos que son percibidos como parte del pasado, pueden permanecer en nuestra memoria por meses e, incluso años.

En realidad, el déjà vu ocurre como consecuencia de un “problema técnico” en el cerebro, una anomalía de la memoria, donde los hechos que están sucediendo se almacenan directamente en la memoria de largo o corto plazo, cuando lo correcto sería ir a la memoria inmediata, dando así la impresión que el hecho ya ocurrió antes.

No obstante, lo curioso del déjá vu no es exactamente cómo y por qué se produce, sino por qué es que nos causa tanta extrañeza y las muchas interpretaciones a las que asociamos este fenómeno. Es importante mencionar que siempre podemos ver muchas de las cosas que nos ocurren desde distintas visiones o distintos enfoques y la  explicación científica es solo una más de estas.

fantasía