Video: Después de ver estas imágenes lo pensarás dos veces antes de caminar descalzo en la playa

Una joven de 25 años jamás imaginó cómo terminarían las plantas de sus pies, por correr sobre la arena caliente.

Anuncios

3b96224100000578-0-image-a-5_1482448282205

Anuncios

El verano ya llegó en todo su esplendor y con las altas temperaturas que le acompaña no queremos nada más que arrancar a alguna playa y correr desesperadamente al mar para un refrescante chapuzón. Precisamente eso fue lo que quiso hacer la joven australiana Joanne Hall, quien sufrió las graves consecuencias del sol, por no mediar las consecuencias de correr descalza por la arena.

Todo esto ocurrió el pasado miércoles 28 en la playa de Perth en el oeste de Australia, mientras los termómetros registraban una histórica temperatura de 42,2 grados Celsius, muy por encima de los 29 grados que promedia diciembre para esa ciudad, pero sin mediar las consecuencias Joanne quiso a toda costa zambullirse en el mar, decisión que lamentaría terriblemente por las graves ampollas que quedaron en sus pies, producto de lo ardiente que se encontraba la arena en ese momento.

“La arena estaba demasiado caliente y corrí desde la cima de la playa hasta el agua”, le comentó la joven de 25 años al medio The West Australian, Hall al rato después puso sus pies directamente en agua helada, pero el dolor fue tan intenso, que inmediatamente fue llevada a emergencias, donde le dieron calmantes para aliviar el dolor y remover la piel quemada.

Tras esta traumática experiencia, Joanne compartió las imágenes con sus amigos a través de Facebook, con el fin de aconsejar a los demás a utilizar calzado en la playa señalando que: “Vi a otros correr en la misma arena e incluso luciendo sus tangas, mientras yo estaba tumbada en el agua con mis ampollas gimiendo del dolor”, señaló Joanne, lamentándose que ahora tendrá que pasar todo el verano en una silla de rueda curando sus pies.
¿Lo pensarás dos veces cierto? ¡Opina y comenta!

Funte: La Red

Pincha aquí para ver el video