El origen de las lenguas habladas por la mitad del mundo en una representación gráfica

Las familias emparentadas filogenéticamente y que comparten un origen común a través de la historia, son las conocidas familias de lenguas, las que generalmente derivan de una lengua mucho más antigua llamada lengua madre.

Anuncios

Anuncios

Resulta que desde el blog Stand Still. Stay Silent han recreado una increíble imagen que muestra precisamente la relación que guarda cada familia de lenguas en todo el mundo.

Esto es sumamente interesante, ya que representa un aspecto muy importante del mundo antiguo y su historia. La imagen se basa en las lenguas nacidas del indoeuropeo y el urálico. Hay algo que se conoce como ‘proceso de diversificación dialectal’, y es durante dicho proceso cuando las familias de lenguas se originan como protolengua, las que usualmente son inentendibles unas con otras pero que siempre guardan cierto parecido en su fonética y gramática. Gracias a estos aspectos, la ciencia es capaz de descifrar el origen de cada lengua y sus aspectos en común, descifrando incluso cuál es la lengua madre de todas. A esto se le conoce como ‘lingüística histórica’.

Y es allí cuando entra la genialidad de esta imagen perfectamente creada, la cual muestra un buen número de lenguas tomando en cuenta cerca de la mitad de la población en todo el mundo y sus hablantes, y como dijimos, con orígenes en el indoeuropeo y urálico.

Un dato muy interesante es que las lenguas indoeuropeas abrazan la mayoría de familia de lenguas en todo el mundo, desde donde nacen las lenguas de Europa y Asia meridional en su mayoría, con más de 150 idiomas y 3.200 millones de hablantes, ¡esto es nada más y nada menos que el 45% de la población mundial! Mientras que aproximadamente 1.200 millones son los números que abarcan a las lenguas indoiranias, y al menos 950 hablantes de lenguas románicas.

Clic en la imagen para agradandar:

196

Ojo, aunque la imagen está muy bien diseñada, hay que aclarar varios errores. Por ejemplo, es erróneo hacer relación del idioma corso con el sardo, pues esta es una lengua italiana. Tampoco es correcto dividir las lenguas indoeuropeas en europeas por una parte e indoiranias por otra; adicionalmente las lenguas románicas tendrían necesariamente que agruparse las iberorromances junto con las galoitálicas.