Esta es la técnica “4-7-8″ para quedarte dormido en 1 minuto

Una de las cosas que sin duda más nos desesperan es meternos en la cama tras un duro día de trabajo y no conseguir quedarnos dormidos. ¡Es algo terrible! Saber que mañana vamos a tener que despertarnos bien temprano pero no poder hacer nada para conseguir que nuestro cuerpo descanse.

Anuncios

Anuncios

Es entonces cuando comenzamos a dar vueltas en la cama, pasamos calor, nos destapamos, tenemos frío, volvemos a taparnos, probamos una postura, nos cansamos, cambiamos a otra, boca arriba, boca abajo, de lado, recostados… y al final de unas cuantas horas nuestros ojos se encuentran abiertos como platos. Esa sensación de impotencia y frustración es muy desagradable, eso sin contar que al día siguiente vamos a estar sin ganas y sin fuerzas para rendir en nuestras tareas cotidianas.

Cómo quedarse dormido fácilmente

Aunque no sea un fanático de la meditación, el yoga o en general cualquier técnica de relajación, este método le va a ayudar. Quizás no conoce las formas tradicionales o no tiene tiempo para practicarlas, pero esto no va a suponer ningún problema con la técnica del “4-7-8”, ya que apenas requiere unos minutos para llevarla a cabo y a continuación le mostraremos cómo hacerlo. ¡Es muy fácil y sencilla!

En el presente artículo vamos a explicarle cómo funciona esta técnica de relajación, que le va permitir dormir de un tirón cada noche, porque es algo que realmente funciona.

La técnica “4-7-8″ para dormir en un minuto

¿Quién es el creador de esta técnica y cómo llegamos a descubrirla? Los problemas de insomnio son distintos según cada persona, pero todos tienen un origen en común: noches enteras en vela sin poder dormir. Por lo tanto, la gente que padece este problema se lanza desesperadamente a la búsqueda de una solución. Si uno revisa Internet podrá encontrar cientos de artículos que tratan sobre el tema, la mayoría de ellos con poca o ninguna base científica. Algunos métodos que encontremos van a ser de lo más ineficaces y surrealistas.

Pero entre toda esta mala información también podemos encontrar una serie de remedios que realmente funcionan y un buen ejemplo de ello lo tenemos en la web del Dr. Weil, que es un médico doctorado en la Harvard Medical School, cuya impresionante trayectoria inevitablemente llamará nuestra atención. La técnica que nos propone para ayudarnos a conciliar el sueño es la “4-7-8”.

¿Cómo funciona esta técnica?

Básicamente, el doctor Weil nos propone una manera fácil y rápida para quedarnos dormidos. Las características de esta técnica son: es muy sencilla de poner en práctica, no cuesta dinero ni requiere equipo especial, es totalmente natural y posee una sólida base científica respaldada por la trayectoria intachable de su autor.

Para llevarla a cabo, cuando estemos tumbados en la cama debemos recordar estos números: 4, 7 y 8. Pues bien, estos dígitos van a determinar a partir de este momento nuestra respiración cuando queramos quedarnos dormidos.

Debemos coger aire por la nariz durante 4 segundos y después mantenerlo en los pulmones durante 7. Una vez hecho esto, expulsamos el aire durante 8 segundos. Es así de simple, ahora tenemos que repetir el proceso una y otra vez hasta que nos quedemos dormidos.

Repita este proceso hasta caer en los brazos de Morfeo

El profesor Weil nos recomienda que mantengamos la punta de la lengua en contacto con la encía superior de la boca durante todo el ejercicio, aunque a mí también me funciona sin hacer esto.

¿Por qué funciona esta técnica?

Hay muchos motivos por el cual podemos perder el sueño. El estrés, los nervios o los estados de ansiedad son buenos ejemplos. Pero también existen algunas sustancias, como la cafeína, que alteran nuestro cuerpo de tal manera que incluso pueden provocarnos que no respiremos adecuadamente. En este sentido, nos hacen que inhalemos y exhalemos demasiado rápido y menos profundo de lo que deberíamos, por lo que los niveles de algunos gases, como el oxígeno o el dióxido de carbono, van a concentrarse en la sangre en unas proporciones demasiado elevadas.

Así que, para combatir esto, con la técnica que os mostramos lo que estamos haciendo en esencia es aprender a controlar correctamente la respiración, para que estos gases desaparezcan y nuestra sangre pueda volver a sus niveles normales. Esto va a conseguir que bajemos el ritmo cardiaco, lo cual es indispensable para entrar en un estado de relajación previo al sueño.

Estas técnicas para controlar la respiración ya se conocían desde hace muchos siglos atrás en la medicina oriental, pero gracias al Dr. Weils ahora la tenemos al alcance del gran público y además de una forma simplificada, por lo que va a resultar mucho más sencilla ponerla en práctica.

¿Se puede usar para otras cosas?

Investigando más a fondo sobre esta técnica podemos descubrir que muchas personas la utilizan no solo para dormir, sino que en general es usada para reducir el estado de ansiedad en momentos de especial estrés. A continuación le mostramos algunos ejemplos de otros usos de la técnica del “4-7-8”:

Antes de ver la final de un partido de fútbol. La idea está clara, si su corazón va a sufrir lo mejor es que se prepare.

Antes de hablar en público o de acudir a una cita importante, ya sea personal o laboral.

Antes de viajar en avión, o cualquier otra actividad que le suponga mucho estrés. Igualmente, si tenemos algún tipo de fobia, como miedo a las alturas, este tipo de ejercicios de relajación nos pueden ayudar.

Al recibir una noticia que lo deja intranquilo o simplemente cuando está enfadado.