Ella envió una selfie al grupo familiar de Whatsapp sin haber ocultado un objeto muy particular

Esta chica deseaba mostrarle a su familia cómo se veía para ir a la entrevista de trabajo que tenía ese día, pero jamás imaginó que en la fotografía saldría un objeto muy especial y que nadie querría mostrar por lo vergonzoso que es.

Anuncios

Anuncios

Creo que sacarse selfies es una costumbre muy común en estos días. Tengo una amiga que se saca prácticamente una de esas fotografías seis veces a la semana y las va poniendo en su perfil de Facebook o en el muro. Le he preguntado un par de veces por qué lo hace y me dice riendo que es solamente de aburrida, pero yo pienso que hay algo más que la obliga a tener que dar una “buena” imagen pública continuamente.

A veces me pongo a pensar cual es la cantidad normal de selfies que se puede sacar una persona para luego publicar, sin ser un maniático de las redes sociales. ¿Existirá esa cantidad?, quizás habría que consultarle a un especialista en la materia para que nos diga si realmente existe una cantidad que sea sana.

De todas maneras es una moda que llegó para quedarse definitivamente. Cada día nos topamos con muchos y variados tipos de fotos selfies. Algunas son casuales, unas son en lugares increíbles, otras en la intimidad del hogar, algunas son incluso grupales y la verdad es que todos nos hemos sacado una alguna vez. Como la que se sacó esta muchacha y resultó ser un gracioso acierto.

Ella se preparaba para ir a una entrevista de trabajo y escribió en el Whatsapp de la familia: “listo mi cabello para la entrevista de trabajo” y les envió una selfie que se sacó frente al espejo en el baño, pero jamás sospechó que en la fotografía saldría algo que le haría pasar la peor vergüenza de su vida ante sus seres queridos.

Y es que esta muchacha no ocultó antes un especial objeto que estaba a la vista, lo que quiso disimular pidiéndole al hermano que llenara la conversación familiar, para que su madre no lograra ver la imagen que había enviado.

0014353574

Pero su hermano decidió hacerle una broma publicando la foto en las redes sociales y aunque censuró el rostro de ella, fue fácil para las personas darse cuenta de quién era.

Si no puedes ver dónde está el “objeto especial”, lo puedes encontrar acá en la nota completa.

Haz clic aquí para ver la nota completa