Este hombre ingenió un plan para que su esposa recibiera flores por siempre en San Valentín luego de su muerte

Bien lo dice el dicho, ni siquiera con la muerte un amor verdadero puede desvanecerse, cuando el amor entre un hombre y una mujer llega a sobrepasar los límites de la mente, cosas asombrosas suceden. A Shelley, por ejemplo, le sucedió algo que probablemente casi nadie haya experimentado en su vida, gracias a la increíble idea de su esposo Jim. La historia que te contaremos a continuación te dejará impactado de por vida.

Anuncios

Anuncios

Un agresivo cáncer cerebral fue la causa de la muerte de Jim el año pasado, un hombre que estaba realmente enamorado de su esposa, Shelley. Meses antes de morir, Jim planeó todo y llamó a una floristería para que su amada esposa recibiera en el día de San Valentín sus flores favoritas, durante el resto de su vida.

Este año Shelley recibió un regalo inesperado, un ramo de flores en nombre de su difunto marido junto con una tarjeta con un mensaje especial, al principio pensó que había sido un plan de sus hijos pero, al día siguiente llamó a la floristería y descubrió que Jim había arreglado todo antes de su muerte para que Shelley lo recordara cada día de los enamorados, hasta el día de su muerte.

No cabe duda de que el deseo de Jim antes de morir era hacer sentir especial a su esposa en cada día de San Valentín pero, aún más importante para él era hacerla feliz por el resto de su vida. Esta hermosa y conmovedora historia de amor parece ocurrir sólo en las películas y es una muestra de que no existen límites cuando se ama de verdad.