La identidad de Jack el Destripador revelada: ¡Misterio resuelto!

¿Quién era Jack el Destripador? Esta pregunta ha tenido en vilo a los más brillantes criminólogos desde hace más de 100 años. Pero lo que la mente no ha podido adivinar lo ha resuelto la ciencia: unas pruebas de ADN han confirmado su identidad. ¿Quieres saber quién fue realmente el asesino en serie más famoso de toda la historia?

Anuncios

Anuncios

Londres. 1888. La ciudad está bajo un manto de miedo, ya que un hombre cuya identidad es desconocida ha asesinado brutalmente a cinco prostitutas . Incluso se ha permitido el descaro de enviar una carta a Scotland Yard, donde se admite autor de los crímenes y que firma con el seudónimo de Jack el Destripador.

Numerosos aficionados y profesionales de la criminología se han afanado durante años, sin recompensa, en tratar de averiguar cuál era el nombre real del asesino más famoso de Inglaterra. Pero hoy, tras 126 años de conjeturas y de pistas sin salida, por fin la ciencia ha encontrado una respuesta.

¿Quieres resolver el misterio? Pues bien, ahí va:

Según el rotativo The Daily Mail, parece que Jack el Destripador fue en realidad un polaco de origen judío, cuyo nombre era Aaron Kosminski y que emigró a Londres en esa época.

¿Cómo se ha descubierto? A través de las pruebas de ADN efectuadas en un chal que se encontraba junto al cadáver de Catherine Eddowes, una de sus víctimas.

Los resultados parecen confirmar la identidad de Aaron Kosminski como el autor de estos asesinatos, de hecho, este hombre fue uno de los seis sospechosos que la policía barajó al final de las investigaciones y que, por lo que se ve, no andaban muy descaminados.

Este chal fue adquirido en subasta por el empresario de éxito Russell Edwards, que con la ayuda del especialista en análisis de ADN, Jari Louhelainen, fueron los encargados del histórico descubrimiento.

Jari Louhelainen hizo un trabajo genial consiguiendo extraer muestras viables de ADN de una prenda que tenía más de 100 años de edad. Una vez obtenido el material genético, se comparó éste con el de los descendientes de la familia Eddowes y con los del propio sospechoso. El resultado confirmó que, sin ningún tipo de dudas, el chal tenía restos de las dos personas.

¿Quién era Aaron Kosminski?

Este hombre era originario de la ciudad polaca de Kłodawa, que por aquella época formaba parte del Imperio Ruso. Debido a la falta de oportunidades, emigró a Londres en 1882, donde tras mucho buscar por fin encontró un empleo en una barbería.

Los estudiosos de Jack el Destripador indican que no tendría más de 23 años cuando comenzó a cometer sus infames asesinatos, posiblemente afectado ya de esquizofrenia, una enfermedad que le acompañó durante toda su existencia y por la cual fue encerrado en un centro mental, donde murió a la edad de 53 años.

Con este misterio resuelto, tenemos que descartar al resto de nombres que han sonado a lo largo de estos años, como Lewis Carroll, que escribió “A través del Espejo” (La historia de Alicia en el País de las Maravillas), el príncipe Albert Víctor, que era nieto de la reina Victoria, o el artista Walter Sickert. Ninguno de ellos era Jack el Destripador.

Aunque no todo el mundo está de acuerdo con esto. En el pasado hemos visto otros casos en que algunos especialistas afirmaban haber encontrado la auténtica identidad del asesino en serie más famoso de la historia, que ha inspirado un enorme volumen de obras fantásticas sobre el tema.

En este sentido, en 2011, un antiguo detective de homicidios llamado Trevor Marriott, de nacionalidad británica, anunció que, tras largos años de investigación, había descubierto que Jack el Destripador fue en realidad Carl Feigenbaum, un empresario alemán.

Sólo un año después, en 2012, Eduardo Cuitiño, experto matemático nacido en Uruguay, afirmó que el autor de los crímenes fue sin embargo el doctor Stephen Herbert Appleford, un médico experto en cirugía con un coeficiente intelectual propio de un superdotado.