Video: Modelo de 300 kilos busca llegar a los 400 para lucir “más sexy”

Monica Riley, de Texas, desea ser la mujer más obesa del mundo, quedar inmóvil y que su novio se encargue de ella.

Anuncios

58

Anuncios

Monica Riley, de Texas, pesa 317 kilos y su meta, es alcanzar los 453 para convertirse en la mujer más obesa del mundo y ser “completamente inmóvil”.

Según DailyMail, Riley tiene 27 años de edad y su novio, Sid Riley, de 25, la está ayudando a alcanzar su propósito, sirviéndole comida todo el día.

Su novio, por ejemplo, le prepara batidos de 3,500 calorías y se las sirve con un embudo.
La obesidad de ella, para la pareja, “es una fantasía sexual”. “Él ya me tiene que ayudar a salirme del sofá y levantarme de la cama”, aseguró la mujer.
Además de los insalubres planes de ella, la pareja está tratando de tener un bebé, aunque ya han sufrido dos abortos involuntarios.
“No hay nada que me detenga de tener  que criar un hijo desde mi cuarto”, dijo ella. “Podemos tener una niñera que nos ayude en la casa y saque al bebé afuera”, agregó.

La mujer ha sido obesa toda su vida y hace dos años se estaba preparando para una cirugía bariátrica cuando una exnovio le pidió que rebajara unas libras. Sin embargo, al último minuto, se arrepintió y decidió “abrazar sus libras”.
La controversial mujer dijo: “Mientras más gorda, más sexy me siento. Amo mi barriga blandita y me encanta rellenarme con comida. Me enciende”, dijo.
En un día normal, Mónica se puede comer seis biscuits, seis salchichas en un rollo de pan, un gran bowl de cereal azucarado, dos batidas para aumentar de peso, cuatro McChicken sandwiches, cuatro cheeseburgers dobles, una porción grande de papitas fritas, 30 nuggets de pollo, macaroni & cheese, productos de Taco Bell y un galón de helado.

La mujer espera llegar a una talla en la que sea incapaz de hacer algo por ella misma, lo que requerirá que su novio la bañe, la alimente y la cambie de ropa.
La pareja, según el citado medio, ha recibido muchas críticas, especialmente, por parte de la madre de ella.
El novio, que mide seis pies con dos pulgadas, también se defiende de toda crítica e insiste ayudar a su novia a lograr sus sueños.
La mujer dijo: “puedo morir mañana impactada por un carro. Por lo menos, si muero de esta forma, puedo decir que viví cumpliendo mis sueños”, expuso ella.

Fuente: Primera hora

Pincha aquí para ver el video