Padre refugiado sirio que vendía lápices en las calles de Beirut ahora es dueño de 3 negocios

“Tenía que invertir el dinero, o se perdería. Cuando Dios quiere concederte algo, lo consigues”.

Anuncios

Anuncios

Hace un tiempo se hicieron virales unas fotografías en que aparecía Abdul Halim al-Kadeun, un refugiado sirio, en las calles de Beirut, Líbano, ofreciendo un puñado de bolígrafos mientras su pequeña hija dormía apoyada en su hombro:

1

Esta desgarradora imagen dio la vuelta al mundo y fueron muchos los que se compadecieron de este esforzado padre. Y Guissur Simonarson , el hombre que publicó las fotos en Twitter, realizó una página para recaudar fondos y ayudar a este hombre. Se pretendía recaudar 5 mil dólares para ayudar a Abdul, pero para sorpresa de todos, se recolectaron más de 191 mil dólares.

2

Abdul ha sabido cómo invertir ese dinero y ahora cuenta con tres negocios propios. Abrió una pastelería, un restaurant pequeño y un local de kebab. Este hombre le da trabajo a 16 refugiados sirios.

Syria-Lebanon2
“No sólo cambió mi vida, sino que también la de mis niños y la de personas en Siria que he podido ayudar”.
-Abdul Halim al-Kadeun a Mashable-

Además de salir adelante económicamente, Abdul se cambió de la pieza que compartía junto a sus dos hijos a un pequeño departamento con dos piezas.

Syria-Lebanon1

Pero no todo ha sido fácil. Abdul ha tenido que luchar para obtener las donaciones. Y sólo ha recibido el 40% de ese dinero. Se le han cobrado muchos impuestos y un amigo es quien le está llevando de a poco algunos depósitos al Líbano.

“Estoy muy feliz de ver que ver que abrió un restaurante y que sus hijos están bien cuidados. Pero también estoy descorazonado al ver lo difícil que ha sido el desembolso de ese dinero y las complicaciones que viven los refugiados por no ser capaces de abrir una cuenta de banco en el Líbano”.
-Guissur Simonarson a Mashable-

Syria-Lebanon3
Pero Abdul está muy agradecido de la generosidad de la gente:

“Tenía que invertir el dinero, o se perdería. Cuando Dios quiere concederte algo, lo consigues”.
-Abdul Halim al-Kadeun a Mashable-

Abdul ha logrado salir adelante, pero según la International Labour Organization aún hay cerca de 1.2 millones de refugiados sirios en el Líbano que están luchando para encontrar trabajo y salir adelante.

Fuente:

makemefeed