Para que no se robaran esta furgoneta nueva la transformaron pintándola como chatarra

¡No había visto idea más original que esta! Los dueños de este coche lograron desorientar a los ladrones haciéndolo pasar por un auto sacado directamente de un botadero, pero sin maltratar ni un sólo centímetro de el

Anuncios

Anuncios

Los robos de coches son muy frecuentes hoy en día y para lograr evitarlos las personas han debido invertir en alarmas de seguridad, traba volantes para el manubrio, traba ruedas, sistema de GPS, entre otras cosas, pero hay quienes buscan ingeniárselas para crear nuevas técnicas para así despistar a quienes tienen las manos largas y gozan con lo ajeno. Este es el caso de los dueños de un taller llamado Clyde Wraps ubicado en Escocia los que a toda costa quisieron evitar el posible robo de su última inversión tomando medidas que algunos consideraron extremistas pues se les ocurrió la singular idea de envolver el Volkswagen que adquirieron con mucho esfuerzo con adhesivos que simulaban un coche oxidado y en muy mal estado.

Para que el plan saliera bien se esmeraron en la labor de cubrir a la perfección la furgoneta, primero tomando las medidas exactas desde todos los ángulos para que cuando mandaran a imprimir la calcomanía calzara con cada esquina del coche, luego con mucha paciencia y dedicación fueron pegando el adhesivo en un periodo de 3 días.

1

Como puedes ver, el Volkswagen era negro originalmente y de a poco lo fueron trasformando en un coche en un estado deplorable y lleno de óxido.

2

3

Se preocuparon de cubrir el furgón completo, los costados, la parte trasera y el techo por supuesto.

4

Con una pintura dañada, tornillos gastados, oxido por todas partes, lograron hacer creer que el coche lo habían sacado de un tiradero en el que estuvo largo tiempo.

5

Como resultado realmente lograron el objetivo que buscaban, ¡estoy segura de que nadie se tentaría a robar este coche!.

6