Por esta razón NO debes tender tu cama por las mañanas

Algunos realizan su cama al levantarse, otros por la tarde o la noche, pero nadie se pregunta cuál será la hora adecuada para reordenar nuestras sábanas.

Anuncios

my bed tracey emin

Anuncios

Al levantarnos y ver nuestra cama desarmada y desordenada nos molesta ya que es visto como sinónimo de falta de aseo y la mayoría de las personas quieren que su casa y en especial la habitación siempre sea vista como un lugar impecable y ordenado.

Las piezas ordenadas influyen en un buen estado de ánimo, según indicó la psicóloga Marcela Romero, “Una habitación ordenada te ayuda a tener tus ideas claras y tu mente ordenada”

 A pesar de la ayuda que presenta tener un dormitorio ordenado, un estudio reciente publicado por la universidad de Kingston ubicada en Londres, Gran Bretaña, asegura que, “hacer la cama no es tan bueno como parece e incluso tiene efectos negativos en la salud”

 Este estudio argumenta que el hacer la cama a penas nos levantamos perjudica la salud de las personas ya que al colocar las sábanas, frezadas y cobertor tal como las ordenamos todos los días los ácaros que viven ahí y que no se perciben a simple vista pueden extender su vida, así lo explicó uno de los investigadores, “Cuando hacemos la cama estamos cubriendo los ácaros y arácnidos que habitan en las mismas sábanas, contribuyendo a aumentar su esperanza de vida”

Los ácaros no se perciben a simple vista en las camas ni en ninguna parte ya que son prácticamente invisibles al ojo humano, pero la humedad que se genera durante la noche mientras se duerme se suma a la poca ventilación de tener las camas hechas prácticamente las 24 horas del día produciendo  un hogar perfecto para los desagradables e invisibles ácaros.

El gran problema para la salud de tener estos desagradables habitantes en las camas es que pueden provocar “asma, eczemas, dermatitis, fiebre de heno crónica, diferentes alergias respiratorias e incluso insomnio”.

¿Cuántos ácaros pueden haber en una cama hecha perfectamente?

Según los investigadores de la universidad de Kingston, en una cama pueden estar viviendo sin que nos demos cuenta más de un millón de ácaros, quienes están felices con un hogar limpio y ordenado.

Stephen Pretlove, quien es el líder del grupo de científicos de la universidad de Kingston y quien publicó este estudio asegura que la forma de evitar contraer enfermedades por ácaros o simplemente dejarlos de tener en la cama es “Permitir ventilar nuestro dormitorio y levantar nuestras sabanas (…) es más fácil eliminarlos con aire fresco y sol, de esa forma se evita que se propaguen”.

Finalmente el equipo recomienda no hacer la cama al levantarnos aunque nos desagrade el desorden es mejor eso a tener los desagradables ácaros y lo ideal es dejar las sábanas sin colocar y abrir las ventanas de la habitación por varias horas.