Video: Él se subió al tren subterráneo y le puso tapas insólitas a su libro, mira la conmoción que desató

Si miras las portadas de estos libros reaccionarias igual que todos en el video. Te traemos una grabación con un ingenioso experimento social llevado a cabo en el transporte público, el que no dejó a nadie indiferente, algunos tomándolo con humor y otros no tanto.

Anuncios

Poratda-cc

Anuncios

Es muy común que cuando uno va en el trasporte público se ponga a observar qué es lo que hace la gente. Hay quienes van sentados mirando a los demás con mucha curiosidad; hay otros que miran sus manos y uñas cautelosamente buscando algo nuevo que haya aparecido; algunos estudiantes van leyendo a última hora la materia para el examen en sus cuadernos; los niños siempre tan indiscretos miran todo y cada detalle que suceda a su alrededor; las mujeres algunas veces aprovechan para dar los últimos retoques a su look frente a su pequeño espejo de mano; en ocasiones las personas van muy cansadas y lo que desean tan sólo es llegar luego a casa, mientras dormitan en el viaje; y por supuesto siempre hay gente que prefiere leer un buen libro durante su camino.

Cuando uno se sube al transporte público muchas y variadas cosas pueden pasar, es algo normal por el hecho de que uno viaja con personas con distintas realidades. Por lo tanto, cuando ocurre algo curioso es imposible que no nos llame la atención, más aún cuando pasa tan cerca de nosotros a nuestro alrededor.

Como es tan común toda esta situación que se vive, a unos hombres se les ocurrió aprovechar lo que pasa, realizando un interesante experimento que resultó muy gracioso. Se trata de un chico que sube al metro tren con un libro entre las manos, todo va bien hasta ahí, pero resulta que el libro tiene una tapa con título e imágenes muy impactantes y al llevar grandes letras, las personas que están cerca pueden leer lo que dice e inmediatamente saltan de asombro ante tal portada.

Crearon varias tapas de libros con distintos títulos y fotografías, cada uno más insólito que el anterior, ante los que todo aquel que posaba los ojos en ellos no podía evitar reaccionar, a veces riendo sin remedio y otras expresando su molestia.

Haz clic aquí para ver el video