Sus vidas eran hermosas cuando su hijo nació, después todo se transformó

Lamentablemente nadie sabe lo que el destino nos depara, nadie sabe cuándo será su hora final ni tampoco cuándo será el último adiós, lo que sí sabemos es que de las cosas malas hay que aprender lecciones, como la que nos dejó esta increíble anécdota. Una madre feliz y un padre contento por el nacimiento de su primer hijo terminó convirtiéndose en la peor pesadilla de sus vidas.

Anuncios

Anuncios

Muchas veces la vida nos presenta situaciones que por más que queramos entender, se nos hace imposible. Tal fue el caso de Kellie Haddock, quien que hace unos diez años dio a luz a su único hijo, Eli. Lo que le sucedió a esta mujer fue totalmente desgarrador.

Mientras ella y su esposo, Aj, disfrutaban de su primer hijo completamente agradecidos con la vida, repentinamente tuvieron un accidente en el que su hijo de sólo 14 semanas resultó herido de gravedad, mientras que Aj murió en el accidente.

Kellie sobrevivió, y como todo un ángel enviado y dirigido por el mismo Dios, batalló durante diez largos años para asegurarse de que su hijo, Eli, lograra superar los daños sufridos en el accidente y sobrevivir. En el vídeo que te mostramos se cuente precisamente toda la historia vivida con cada detalle, que aunque muy dura, la anécdota nos deja una muy buena enseñanza de vida que todos debería analizar.

En el vídeo Kellie misma cuenta cómo sucedió todo durante estos años y además da las gracias a todas aquellas personas (muchas anónimas) que ayudaron a que su pequeño hijo sobreviviera. Hoy en día Eli es un niño completamente sano y con una vida normal.