Video: Esta muchacha ciega va al gimnasio pero todos la miran incrédulos…mira qué sucede cuando se cambia

Anuncios

Anuncios

La vida siempre se encarga de darnos grandes lecciones en cualquier lugar y momento. Todos los días se logra aprender algo diferente y las personas que ese día estaban en el gimnasio vivieron algo que jamás olvidarán.

Hace unos meses yo me quería meter al gimnasio porque encontraba que tenía unos kilitos demás. Entonces busqué uno que estuviera bien de acuerdo a mi sueldo y comencé a asistir tres veces por semana. Al principio estaba súper animada siguiendo una rutina de ejercicios que me propuso el personal trainer del lugar, pero conforme iban pasando las semanas, no notaba ningún cambio importante como los que yo anhelaba. Mi abdomen no era el que quería, mis piernas no eran las que quería y mis brazos no lograban la consistencia con la que tanto soñaba.

Un día hablando con el personal trainer le plantee mi problema y primero se largó a reír, pero luego de un momento y mirando que yo ya me estaba enojando, me dijo que lo acompañara a caminar por el gimnasio. Fuimos y me iba hablando de las historias de vida de algunas personas que estaban allí, personas con enfermedades cardiovasculares, personas con problemas psicomotores y un chico que andaba en silla de ruedas que iba a bailar zumba casi todos los días. En ese momento atendí el mensaje con claridad y desde entonces siempre he estado agradecida de cada progreso que tengo.

Por eso el día de hoy les tengo un video que los remecerá porque nos muestra las difíciles realidades que hay en la vida y la entereza que tienen algunas personas para superarlas.

Porque es hora de dejar la crueldad al juzgar a los demás. En muchas oportunidades nos creemos superiores y opinamos de manera incorrecta con respecto a otras personas con tan sólo la primera impresión. Pero siempre la vida se encarga de poner las cosas en su lugar, dándonos enseñanzas que jamás olvidamos y vivenciando sucesos sorprendentes que nos dejan con la boca abierta.

Las lecciones que nos pone la vida, hacen que con el tiempo cambiemos nuestra manera de pensar. Como pasó en el video de a continuación donde un gimnasio entero recibió una lección invaluable.

Mira cómo todos quedan sin habla cuando vieron a estas grandes personas: