Video: De esta manera puedes desaparcar tu vehículo y dejar a todos con la boca abierta

Conducir un automóvil trae consigo muchas ventajas, como llegar más rápido a donde nos proponemos ir, sin embargo, existe algo que a muchos les complica: aparcar y desaparcar su vehículo.

Anuncios

Anuncios

Desde tiempos inmemoriales la salud física y la fortaleza muscular han sido significados de buena vida, de poderío y de seguridad económica. Tener un cuerpo fuerte y tonificado no ha sido siempre una virtud únicamente estética, como lo es en la actual sociedad. En la antigüedad tener fuerza creó mitos, culturas y estructuras mentales completas y complejas. Evidenciemos al menos tres: en la misma naturaleza, y desde que Darwin intervino con su visión de mundo pre-capitalista las intelectualidades occidentales, se ha creído que el motor de la evolución ha sido la selección múltiple; la ley de la selva, la ley del más fuerte. Es decir, el que sea el más apto, el más fuerte, el más preparado, era quien continuaba con la especie. Rápidamente podemos ver, aunque muchos otros pensadores se hayan opuesto a esta visión, que en las sociedades también podemos encontrar ejemplos de esto. En la antigua Grecia, más específicamente en la polis de Esparta, los más fuertes y preparados para la guerra eran quienes ostentaban el poder político y social; mientras más fuerte seas, más fuerte será tu dominio por sobre la naturaleza, incluyendo a la sociedad a la cual perteneces. Luego, el mito (o la realidad) del hombre – no mujer- más fuerte del mundo ha creado imaginerías históricas muy importantes. Desde el mito bíblico de Sansón, pasando por los circos ambulantes de toda la historia que vendían la fantasía del hombre más fuerte del mundo, hasta contemporáneas competencias televisivas, dignas de premios guiness, que buscan el mismo objetivo, podemos encontrar que la obtención de fortaleza física no ha disminuido, aun cuando nos jactamos de la racionalidad de nuestra época.

Ahora, es evidente que la fortaleza física tiene sus ventajas, y que van mucho más allá de la violencia contra los pares o con un fin de destrucción, y esto podemos verlo fácilmente en el siguiente video. Y es que si buscamos fines prácticos para un hombre fuerte y grande, esto nos da un muy buen ejemplo. Así que si tienes fuerza y tienes problemas para estacionar tu automóvil no te preocupes, este hombre te dará una buena técnica para hacerlo.