Video: Leona detiene el ataque de un león a un trabajador del zoo

La naturaleza animal suele ser incierta y lo hemos podido apreciar en diferentes casos que se han registrado en grabaciones espontaneas de la gente. Este video se trata de algo similar, cuando una leona salva a su cuidador de ser atacado por su cónyuge león, mientras el terror se apodera del zoológico.

Anuncios

Anuncios

Los leones son criaturas maravillosas, contemplarlos siempre es algo que fascina a todo el mundo, pero verlos en la televisión no es lo mismo que verlos en persona y sentir su presencia majestuosa, lo imponente que son, observar su fisonomía, su comportamiento y sentirse intimidados por esa mirada punzante, que nos hace preguntarnos si sólo está mirándonos como a cualquier otro o será que piensa que podríamos ser su próxima cena. Toda la magia que rodea a este gran felino tiene una gracia que no se agota, es por ello que siempre habrá personas que se arriesguen a pasar al menos unos minutos cerca de estos enormes animales, desafiando las leyes de la naturaleza que de seguro nos dirían que nos alejemos de tal brutal animal, que para defendernos no tenemos ni dientes iguales a los de ellos, ni un tamaño similar, ni el mismo peso, ni las filosas garras, mucho menos la fuerza, y tampoco la definición que tienen ellos al atacar a la víctima que acechan.

Los dos hombres que verás en el próximo video, dejaron de lado todas las advertencias que pudieron sentir antes de estar con dos grandes leones, un macho y una hembra. En la grabación se puede ver que el león macho de pronto se vuelve agresivo y pretende embestir a uno de los dos cuidadores que se encuentran dentro de la jaula. El otro hombre viendo está escena que podría tener un desenlace fatal, intenta ayudar a su amigo pero no lo logra, siendo la leona, su pareja, quien consigue tranquilizar al león y trata de sujetarlo por la cola para que no siga con su ataque.

Afortunadamente, quien lleva los pantalones siempre son las damas, y con la intervención de la leona el león se logra calmar y soltar al asustado trabajador, que apenas tiene la oportunidad huye del lugar, siguiéndolo el otro compañero que también sale sin llamar la atención del enfurecido animal. Todo terminó sólo como un mal recuerdo para ambos y una buena lección que nunca es tarde de aprender.

Haz click aquí para ver el video