Video: Madre e hija compiten por ser la mejor cola de Brasil

Anuncios

brazil

Anuncios

Dicen que generalmente las mujeres se parecen a sus madres. Son numerosos los casos en los cuales las niñas adoptan actitudes de sus progenitoras e incluso conservan rasgos físicos de sus madres en la juventud. Sin embargo, la diferencia de edad impide una comparación real y sólo genera comentarios familiares respecto a un contraste entre presente y pasado. Pero, ¿qué pasa con las madres e hijas con escasa diferencia de edad?

El caso de Bruna Ferraz de 35 años y Eduarda Morais de 19 años es uno de ellos. Las mujeres brasileñas sólo tienen 16 años de diferencia y varios ya hacen el ejercicio de compararlas. Ésto porque las chicas comparten un físico privilegiado y son constantemente admiradas por las calles de Porto Alegre, Brasil.

Según consigna Crónica, los piropos no es lo único que reciben las brasileñas: “una vez un hombre nos ofreció US $ 30,000 para comprar los calzones que estábamos usando. Él quería que nosotros quitáramos la ropa interior y se la diéramos”, señaló Bruna.

Incluso en otra ocasión hasta estuvieron relacionadas con el mismo hombre, cuando la madre conoció a un chico en un club nocturno que luego fue presentado por su hija como pareja: “Eduarda me invitó a cenar con ellos y mi sorpresa fue cuando lo vi: era el mismo chico que había estado en el club”, acotó nuevamente Bruna.

Su parecido las llevó incluso a participar del conocido concurso “Miss BumBum” que se efectuará el 9 de noviembre en Sao Paulo.