Video: Parece una escultura ordinaria pero, al girarla, no se puede apartar la mirada

John Edmark es un inventor, diseñador y artista, y profesor de diseño en la Universidad de Stanford en Palo Alto, California. Una de sus últimas creaciones consiste en una serie de esculturas impresas en 3D y diseñadas con proporciones que siguen la Sucesión de Fibonacci.

Anuncios

Anuncios

Cuando se hacen girar las esculturas de Edmark a la frecuencia adecuada bajo luz estroboscópica, se da un efecto prácticamente mágico: ¡parece como si las esculturas cobraran vida! La velocidad al girar está ajustada a los destellos estroboscópicos de modo que, cada vez que la escultura gira 137.5º, haya un destello correspondiente de luz estroboscópica.

Estas perfectas ilusiones ópticas son el resultado del matrimonio entre el arte y las matemáticas. La Sucesión de Fibonacci se define como una relación recurrente que puede ser expresada como F_n = F_{n-1} + F_{n-2}…, en donde los dos primeros dígitos de la secuencia pueden definirse como F_1=1, and F_2=1. Lo que esto significa es que la secuencia comienza con dos unos, y cada dígito siguiente queda determinado sumando los dos previos dígitos. De este modo, la Sucesión de Fibonacci comienza: {1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89…} etc.

Una de las características de esta secuencia que hace de ella algo tan increíblemente fascinante es su proliferación en la naturaleza. En las ramas de los árboles, la disposición de las hojas en un tallo, el florecimiento de un brócoli bebé, la concha de un nautilino o, incluso, las espirales de las galaxias; y esto sólo por nombrar unos pocos ejemplos. Probablemente hayan visto la Sucesión de Fibonacci en incontables ocasiones a lo largo de su vida sin reconocer el patrón. Una de las razones por las que aparece en tantísimas plantas se debe a que su disposición específica de las hojas a lo largo del tallo permite que la mayor cantidad de luz posible llegue a cada hoja. Al maximizarse su exposición a la luz, la planta tiene las mejores probabilidades de llevar a cabo la fotosíntesis de manera adecuada, creciendo cada vez más fuerte y sana.

Al respecto de su serie de esculturas, Edmark afirmó en su página web:
“Aunque a menudo el arte es un vehículo para la fantasía, mi trabajo es una invitación para sumergirse más profundamente en nuestro propio mundo y descubrir lo extraordinario que puede llegar a ser. Al experimentar un comportamiento sorprendente, la capacidad de cada uno de maravillarse y deleitarse se aumenta al reconocer lo que está ocurriendo dentro del contexto de las limitaciones físicas. Estas obras pueden ser pensadas como instrumentos que amplían nuestra conciencia de la a veces tenue relación entre los hechos y nuestra percepción.

Utilizo matemáticas precisas en el diseño y fabricación de mis obras. No lo hago debido a un deseo de exhibir precisión per se, ni tampoco para ensalzar la última tecnología, sino debido a las preguntas que estoy intentando formular y contestar acerca de las relaciones espaciales y que sólo pueden abordarse desde construcciones geométricas exactas. La precisión matemática es un aliado esencial para mi objetivo de alcanzar claridad”.

Edmark explora un interesante ámbito a través de su examen y representación de dichas ideas. La línea que separa hecho y percepción puede ser muchas veces borrosa, especialmente cuando se considera algo como una ilusión artística: lo que ves no es siempre lo que está ocurriendo realmente. Aunque las esculturas giratorias de Edmark crean la ilusión de que los objetos están de hecho moviéndose y cambiando, realmente no dejan de ser formas rígidas que no cambian de forma. Esto es un ejemplo de lo que afirmaba Edmark arriba al mencionar “la tenue relación entre los hechos y nuestra percepción”. Esta relación entre percepción y hecho ha sido el objeto de numerosas investigaciones filosóficas, matemáticas y artísticas durante cientos, si no miles de años, y el trabajo de Edmark es fantástico a la hora de ilustrar su desconcertante aunque asombrosa naturaleza.

¿Qué les parecieron estas obras de arte? ¿Conocían la Sucesión de Fibonacci? ¿La han visto manifestarse en algún lugar inusual? Hágannoslo saber abajo, en los comentarios.

Fuente: sfglobe